Publicado el Deja un comentario

La importancia de lo «no importante»

Se dice que para lograr grandes cambios primero tienes que empezar por cambiar tú. Esta es una verdad potente, pero que si te pones a pensarlo no en todas las cosas tiene una repercusión trascendental a gran escala. Un ejemplo es apoyar al medio ambiente dejando de consumir popotes plásticos, si, es muy bueno y es una práctica plausible, sin embargo, si sigues usando platos, vasos, bolsas, cubiertos, en general una gran infinidad de productos desechables con las mismas características que los popotes, pues el cambio es mínimo, primero tienes que hacer una reforma a tus hábitos personales de consumo, segundo, tienes que influir en toda tu comunidad considerable para apenas comenzar a ver una pequeña tendencia de cambio. Es un pequeño paso, uno no muy significativo, pero un paso al fin y al cabo, tengamos en cuenta esto, ya empezamos con algo ¿Ahora que sigue? ¿Que otros «popotes» me estan estorbando? ¿Yo como industria que propongo para este «problema» lo transforme en oportunidad? Existe lo biodegradable, ¿Pero que tal si de tajo lo cortamos? ¿Por qué no»desechables» consumibles? ¡Imaginate! Después de comer, de postre un «popote» de tu sabor preferido, de hecho, ya existen, pero ¿Por qué no el vaso y el plato? La industria de alimentos tiene ser revolucionada y quiero ser parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *