Publicado el Deja un comentario

La biotecnología en la industria farmacéutica.

La industria farmacéutica es sin duda un sector fundamental que ha evolucionado a lo largo de la historia consiguiendo grandes avances para la sociedad. En el área farmacéutica siempre se han utilizado distintos organismos para la obtención de medicamentos. A día de hoy se realizan numerosos experimentos de productos que se han obtenido a partir de diferentes seres tanto en el ámbito acuático como en el terrestre. Uno de los peligros existentes y que se tiene muy en cuenta es la posibilidad de la pérdida de biodiversidad y por tanto la desaparición de organismos que podrían proporcionarnos nuevos remedios contra una serie de enfermedades.

Los antibióticos son el medicamento estrella producido por microorganismos de la industria farmacéutica. Estos son sustancias químicas que matan o inhiben el crecimiento de otros microorganismos y que han reducido la peligrosidad de muchas enfermedades infecciosas.

Los antibióticos comercialmente útiles están producidos, sobre todo, por hongos filamentosos y por algunas bacterias. Algunos antibióticos inhiben la síntesis de la pared celular de las bacterias: es el grupo de las penicilinas. Otros interfieren en la síntesis de proteínas de las bacterias; entre ellos destacan la estreptomicina y las tetraciclinas.

La investigación de los antibióticos ahora está enfocada a comprender su mecanismo de acción para construir derivados artificiales que sean más eficaces. Este tipo de antibióticos se denominan “antibióticos semisintéticos”. En esta tarea de diseñar medicamentos se utilizan métodos de simulación por ordenador que permiten predecir la eficacia de una determinada molécula. Por cada compuesto prometedor identificado se debe sintetizar y ensayar clínicamente.

El segundo puesto de las ventas de las industrias farmacéuticas son la producción de vitaminas. Ciertas vitaminas se sintetizan artificialmente y otras se obtienen a partir de cultivos de microorganismos.

Actualmente se empieza a trabajar con numerosas bacterias obtenidas por ingeniería genética para producir proteínas de utilidad farmacéutica.

En la biotecnología se ha despertado gran interés por la gran cantidad de dinero que se mueve en el ámbito de los medicamentos y la farmacia. Con ello se ha popularizado el concepto de “patente génica” por el que los investigadores o corporaciones biomédicas registran sus descubrimientos para poder comercializarlos en exclusiva durante un tiempo y así amortizar sus enormes también inversiones. Hay que tener en cuenta que esto puede conducir a una mayor desigualdad entre países más desarrollados y otros más pobres, no pudiendo acceder a todos los elementos farmacéuticos.

Fuente: Medium.